lunes, 18 de junio de 2018

De quién hablamos cuando hablamos de Lorenzo Caprile


Descubrí a Lorenzo Caprile hace tres años en La Rambleta. Por aquel entonces, solo sabía quién era y aunque tenía su libro ‘De qué hablamos cuando hablamos de estilo’ solo me había dado tiempo a ojearlo. Me encantó su charla. Simple y humilde, no lo que esperas de un diseñador de moda, la verdad. Quizás por eso él prefiere llamarse modista y alejarse de todo el show al que nos tiene acostumbrados la moda. (Re)descubrí a Caprile el pasado mes de febrero en ‘Maestros de la costura’, programa al que, a pesar de mis reticencias al principio, me enganché. Lleva la firma de Shine Iberia (la productora de Masterchef) y para alguien que se ha tragado todas las versiones del programa culinario, es ya sello de garantía.




El pasado 30 de mayo, La Rambleta volvió a contar con Caprile en una de sus factorías de sabios. Hacía tres años que había estado allí y qué mejor aniversario que invitarle de nuevo, sobre todo, ahora que la televisión le ha dado más fama y que ha reeditado su libro ‘De qué hablamos cuando hablamos de estilo’. Fue como un déjà vu con una Mariola Cubells que ejercía nuevamente de maestro de ceremonias enfundada en el mismo vestido amarillo que llevó  en aquella ocasión, pero con un Lorenzo Caprile reconvertido en estrella mediática. Exagero, quizás, pero me sorprendió encontrarme con gente que sin ningún tipo de pudor afirmaba que iba a ver al ‘tipo de la tele’. 

Aquello fue como colarnos en una charla de amigos. Mariola y Lorenzo  se conocen desde que coincidieron en un especial sobre los Oscar en la radio y eso, por suerte para los que estábamos allí, se notaba. Y así, entre risas, el modista (que no diseñador) confesó que si empezara de nuevo, no se dedicaría a la moda: “Si tuviera treinta años menos, haría videojuegos. Está todo por inventar”. Caprile también habló de los 25 años que lleva en el oficio, de su experiencia como jurado en el programa y de cómo ve la industria de la moda, pero ¿de quién hablamos cuando hablamos de Caprile?


De un hombre celoso de su intimidad. Dice Caprile que, al principio, no estuvo muy seguro de formar parte de ‘Maestros de la costura’ porque no quería perder su anonimato. Leí en el número de febrero de la revista Telva un artículo de opinión suyo (es colaborador de esta publicación) en el que, bajo el título ‘No dudar, no arrepentirse’ contaba cómo había sido la propuesta de Macarena Rey, CEO de Shine Iberia, ofreciéndole formar parte del proyecto. Narraba en aquel artículo que llamó a  sus amigos Julia Otero, Samantha Vallejo -Nágera, Nuria Roca y Manu Marlasca para pedirles consejo y que todos le dijeron “no lo dudes”. Solo su hermana Paola le dijo “No te arrepientas”. 

La historia sabemos cómo acaba. Lorenzo Caprile se convirtió, junto con María Escoté y Palomo Spain, en jurado del programa. ¿Se arrepiente? Para nada. Afirma que ha sido una experiencia maravillosa y añade que uno de los regalos de este programa es que niños que no se atrevían a decir que les gustaba la costura, ahora lo reconocen sin vergüenza.



Ante la pregunta de si la fama se ha traducido en ventas  la respuesta es tajante: “No. No quiero parecer presuntuoso, pero he tenido varios momentos mediáticos (como el vestido de novia de Carla Royo-Vilanova en 1993; el de doña Cristina, en 1997 y el vestido rojo de Doña Leticia en 2004, entre otros) y la vida en el taller sigue igual”. ¿Repetiría en el programa? No lo duda. Segunda, tercera y tantas temporadas como haya de ‘Maestros de la costura’, incluso de celebrities, bromea, pero “no sabemos qué va a pasar, igual mañana cambia el Gobierno”. Y así fue. 



De un hombre con los pies en la tierra. Agradece que esta fama le haya llegado con 51 años y con muchos años de oficio, pero reconoce que no es para tanto  y que todavía puede salir a la calle sin problemas (no, como su  alter ego en ‘Masterchef’ y amiga Samantha Vallejo -Nágera). Sobre sus compañeros María Escoté, Palomo Spain y Raquel Sánchez Silva habla maravillas. ¿Te pondrías algo de Palomo Spain? Le pregunta Mariola Cubells. ¿Por qué no?, señala él, aunque en su opinión ya no tiene edad para ser atrevido con la moda. “De Palomo me gusta su frescura y su inocencia. Si con 25 años no hace locuras, ¿cuándo las va a hacer?”.

ar-revista.com

De un hombre poco tecnológico. No tiene Twitter ni Instagram. Le acompaña un Nokia antiguo, en lugar de un smartphone. “La gente me encuentra igual”, dice. 

De un hombre que nunca desvela cuánto cuesta uno de sus trajes. No quiso hablar de números. “Eso no te lo voy a decir”, le contestó a Mariola Cubells. ¿Pero es asequible?, insistió ella. “Depende de lo que consideres como asequible. Te diré que está muy alejado del precio del vestido de novia de Meghan Markle”.

En definitiva, hablar de Caprile es hablar de un hombre que ama su oficio, tal y como es, sin adornos, ni artificios. Se lo oí decir también en la otra charla y en todas sus entrevistas, el éxito lo ha conseguido a base de esfuerzo y trabajo. No soporta los anglicismos, tan usados en el mundo de la moda, ni el show que  lo rodea  y se declara firme defensor de la palabra modista frente a diseñador de moda. Sobre sus compañeros de profesión tiene claro quién escribirá una página en la historia de la moda: “La única de todos nosotros que será recordada es Sybilla. Es la que tiene más talento”. Y sobre la moda low cost, afirma ser admirador de Inditex y Amancio Ortega. “Zara ha cambiado las reglas del juego. Lo equiparo a Chanel. En el siglo XXI los cambios están en la distribución. Son dos fenómenos con 100 años de diferencia”.




Caprile también habló sobre su fama de borde en el mundo de las novias y sobre lo complicado que resulta, a veces, trabajar con las clientas de tú a tú. Recordó el consejo de su amiga la escritora Carmen Martín Gaite: "Una cosa es la fama y otra el prestigio. El prestigio se consigue con el no, no con el sí”.

Si quieres saber más sobre Caprile, puedes leer su libro ‘De qué hablamos cuando hablamos de estilo’ que acaba de reeditar. No son unas memorias, pero habla de sus inicios, de su trabajo y ofrece algunos consejos de moda porque para el modista “el estilo consiste en enfrentarse al espejo y ser realista” o como dijo Orson Welles, al que cita en este libro, “el estilo es saber quién eres, qué quieres decir y que no te importe”.



viernes, 11 de mayo de 2018

Diez diseñadores que han estado en Eurovisión y otros que estuvieron cerca

El mundo se divide entre los que son eurofans y los que no. Y este año, además, se suman los seguidores de Almaia o lo que es lo mismo, Amaia y Alfred. A estas alturas seguro que sabes que son los representantes de España para Eurovisión y que los dos estuvieron en la pasada edición de Operación Triunfo. De hecho, desde que salieron de la academia todo lo que hacen o dicen es noticia y, por supuesto, también la moda.

Para su experiencia eurovisiva Amaia abandona a Dolores Promesas (en OT llevó varios vestidos de la firma española y también en algún look de día de los actos relacionados con Eurovisión) y apuesta por Teresa Helbig y Alfred, por Paco Varela. Ambos, con moda española, y ambos, bajo el consejo (o imposición) de Rosa Planas, estilista también de OT.  

No es ninguna sorpresa el modelo que lucirán mañana en el Altice Arena. Viajaron a Lisboa con tres modelos confeccionados por estos diseñadores y, tras probarlos en los ensayos (Alfred solo probó dos y no hemos podido ver un traje que le hicieron en color marrón),  finalmente, Amaia, llevará el vestido negro, de escote pronunciado, con adornos dorados y plateados y Alfred, traje granate con bordados dorados en la manga izquierda. Tal y como explica, el diseñador Paco Varela en esta entrevista de OT Visión, el bordado de la manga está inspirado en el logo de este año de Eurovisión.





Pero antes que Teresa Helbig y Paco Varela, otros diseñadores han pasado por Eurovisión y otros estuvieron a punto de hacerlo. Hoy hacemos un recorrido por la moda eurovisiva:

Pertegaz. Corría el año 69 y una jovencísima Salomé interpretaba ‘Vivo cantando’ y, aunque por sus movimientos nunca lo hubieras adivinado, el traje de flecos que llevaba pesaba ¡14 kilos! En este modelo, Pertegaz no fue fiel a su estilo. Confeccionó un traje en color turquesa con canutillos de porcelana y bordados a mano. Cuenta Salomé en esta entrevista concedida en 1995 en el programa ‘El Camarote’ que la prenda se la entregaron momentos antes de salir al escenario y que no sabía lo que pesaba. De hecho, hasta ese momento, ella solo se había probado el forro. En esa misma entrevista señala que como por aquel entonces la televisión era en blanco y negro, el vestido parecía realmente de paja.




Courrèges. Un año antes, Masiel se convertía en una it girl y escribía un capítulo en la historia de la moda con su vestido minifaldero de Courrèges que había comprado en París solo unos días antes de su actuación en Londres. El pasado 6 de abril, este vestido, que le costó a la cantante 49.000 pesetas, cumplió 50 años. Masiel todavía lo conserva.




Agatha Ruiz de la Prada. En 1999, Lidya representaba a España en Eurovisión  enfundada en un llamativo vestido de Agatha Ruiz de la Prada. Quedó la última y, además, recibió el Premio Bárbara Dex que se otorga a los peores estilismos, desde que en el año 1993 esta cantante belga recibiera muchas críticas por sus vestidos que había diseñado ella misma. Decidió, entonces, crear este premio. En España sólo lo tiene Lidya y la ex triunfita Gisela, en el año 2008, aunque ella representaba a Andorra.

Muchos años después, Lydia, en esta entrevista, se refería a su experiencia eurovisiva:  “Te puedo decir que me pilló muy joven y yo no me daba cuenta de muchas cosas. Si me hubiera pillado esa experiencia con más edad, las cosas habrían sido de otra manera. Se criticó el vestuario, sí, que si era inapropiado, que si era un guiño a la bandera gay… En realidad, me pusieron ese traje porque Ágatha Ruiz de la Prada es una diseñadora conocida mundialmente y era un honor para TVE que su representante en Eurovisión llevase una de las creaciones de todo un mito viviente de la moda. Igual no iba muy acorde a una canción tan seria, pero tampoco entendí que se armara tanto revuelo. Ya te digo, peores son otras cosas que se ven hoy en día en el Festival… De todas formas, se culpó al vestido entre otras cosas porque a algo le tenían que echar la culpa, ya que de la canción no podían hablar nada malo. La canción era magistral”.



Cañavate. Es uno de los diseñadores de cabecera de Pastora Soler y apostó por él para Eurovisión. Lució un vestido asimétrico en color aguamarina de corte helénico. No gustó mucho a la prensa británica y durante la retransmisión de la gala, uno de los periodistas ‘The guardian’ lo calificó como un mantel: “Debido a la crisis económica, la cantante viste el tercer mejor mantel de su madre”, comentó.



José Fuentes. Si Pastora Soler confió en uno de sus diseñadores de cabecera, Edurne hizo exactamente lo mismo con José Fuentes, el encargado de su vestuario para Eurovisión. Parece ser que viajó a Viena con una maleta en la que llevaba 40 estilismos y 30 pares de zapatos, valorada en 50.000 euros, según contó en su día el periodista Rafa Muñoz en Efe Estilo. Finalmente, la vimos en la gran final con una capa roja, cuya elaboración duró tres meses, y debajo un vestido color verde agua confeccionado con ocho kilos de cristal. “Los vestidos son complicados, pero Edurne no deja que el vestido la lleve a ella, sino que ella lleva el vestido”, comentó el diseñador José Fuentes. 



Yolancris. Raquel del Rosario demostró que no es supersticiosa y escogió un vestido amarillo con detalles dorados de Yolancris (firma que también elegiría después para su boda con Pedro Castro). “Me gustaba mucho su look bohemio. Es una empresa familiar y produce todo en España. Tenía la idea muy clara, se lo propuse a Yolanda y empezamos a desarrollarla y a trabajar juntas”, explicó la cantante de El sueño de Morfeo. Completaba el look con unas tobilleras doradas (iba descalza) de inspiración romana de Aristocrazy.




Jean Paul Gaultier.  Es uno de los diseñadores que más veces ha pisado un escenario de Eurovisión. Por ejemplo, Conchita Wurst en 2014 con un vestido color champán con bordados en hilo dorado. También Dana Internacional ha apostado en dos ocasiones por este diseñador. En 1998 cuando ganó con su canción ‘Diva’ (se cambió una vez supo que era ganadora) y en el año 2011, pero no pasó a la gran final.





Francis Montesinos. Pudo haber vestido a las Azúcar Moreno en 1990, pero un fallo de última hora -se rompió el cierre de la cremallera- hizo que las hermanas Salazar aparecieran de de negro (con dos vestidos que compraron en un mercadillo), en lugar de con el vestido rojo con volantes del diseñador valenciano. No era la primera vez que Francis Montesinos era elegido para Eurovisión y solo unos años antes, en 1988, fue, junto con Antonio Alvarado, el encargado del vestuario de la Década Prodigiosa.





Toni Benítez. Tampoco Toni Benítez tuvo suerte y no pudo ver su diseño en la actuación de Remedios Amaya que se vio obligada a cambiar su vestuario porque desde la organización le dijeron que no "pegaba con la decoración del escenario'. Tuvo que cambiar un vestido de gasa malva con flores de pedrería y volantes por el traje del videoclip, el de rayas blanco y azul. Por eso iba descalza, porque el videoclip ¡se había grabado en la playa!




Otros como Dior, con las Baccara, y Antonio Nieto, con Karina, también han pisado Eurovisión y hay looks que, año tras año, entran en la lista de los mejores como el que lució Paloma San Basilio.




Y tú, ¿qué look recuerdas?


sábado, 3 de marzo de 2018

Algunas claves sobre el vestuario de ‘El hilo invisible’. ¿Se llevará el Oscar al Mejor Diseño de Vestuario?


Las quinielas para los Óscar 2018 vaticinan que de las seis estatuillas a las que opta  ‘El hilo invisible’ es probable que solo se lleve el Óscar al Mejor Diseño de Vestuario. Sería el segundo para Mark Bridges, el diseñador de vestuario, que ya consiguió este premio en 2012 por ‘The artist’

La última película de Paul Thomas Anderson es de esas películas que amas u odias. Para algunos, una obra de arte, para otros, aburrida y tediosa. Me incluyo en el primer grupo aunque con matices. Me fascinó, sobre todo, su vestuario que cobra más protagonismo que las personas, pero sin llegar nunca a eclipsarlo. 

Para aquellos que anden un poco perdidos, ‘El hilo invisible’ es la última película de Daniel Day - Lewis, que ya ha anunciado su retirada del cine. Ambientada en el Londres de los años 50, narra la vida de Reynolds Woodcock, un diseñador obsesionado por la perfección que viste a miembros de la familia real, estrellas de cine y damas de la alta sociedad. Su vida cambiará cuando conozca a Alma, que se convertirá en su musa y amante. 




Estas son algunas claves para entender el vestuario de ‘El hilo invisible’.

- No busques en Reynolds Woodcock a un diseñador conocido. No es Balenciaga, ni Givenchy, ni Charles James ni Dior, pero es un poco de todos ellos. Cuenta el director que no quiso retratar un diseñador de los que revolucionaron la moda, sino que para crear este personaje se inspiró en las casas londinenses en las que trabajaban diseñadores con menos nombre. Cuando el director se reunió con Mark Bridges, diseñador de vestuario, le preguntó ¿Qué sabes de Charles James? Finalmente para confeccionar todo el vestuario, Bridges leyó la biografía de Balenciaga, estudió algunos de los vestidos de Givenchy y examinó las prendas reales en el Victoria & Albert Museum.

- Sin embargo, Para Daniel Day - Lewis, Balenciaga fue su principal inspiración. Cuenta en esta entrevista que intentó, después de formarse durante meses, coser uno de los vestidos de Balenciaga: “El vestido era sencillo o al menos lo parecía hasta que intenté hacerlo y me di cuenta de lo complicado que era. No hay nada más bonito en el arte que algo que parece sencillo”.



- Los personajes de Nana y Biddy, dos de las modistas de la Casa Woodcock, están interpretados por auténticas modistas de los años 50. Explican que en la escena en la que se está confeccionando el vestido de novia (si has visto la película sabrás de qué hablo y si no la has visto, lo descubrirás cuando lo hagas), ellas -las únicas que estaban cosiendo el vestido- usaban guantes para no estropear el tejido. Algunas de las modistas, en este caso actrices, decidieron imitarlas.




- Una de las verdaderas joyas de la película es un vestido rosa confeccionado con auténtico encaje flamenco del siglo XVIII que adquirió el equipo de producción. Se decidió incluso incorporarlo como parte del guion. “Este es encaje de Flandes de finales del siglo XVIII”, le cuenta Woodstock a Alma  en una de las escenas de la película. 



- Todos los vestidos de la película son originales.  Se empezó desde cero e incluso, se buscaron los colores y texturas que serían apropiados para la casa Woodstock. Finalmente, y tras todo un día de trabajo, se decidió que  serían colores oscuros y profundos. 




- Tal y como marcan los años 50, estos vestidos están confeccionados con tejidos lujosos, encajes, satén y terciopelo. Los vestidos de noche se complementan con boleros y estolas de piel.




Tú, ¿ya tienes favorita para el Óscar al Mejor Diseño de Vestuario? ‘El hilo invisible’ compite en esta categoría con ‘La forma del agua’, ‘La bella y la bestia’,  ‘El instante más oscuro’ y ‘La reina Victoria y Abdul’.

domingo, 11 de febrero de 2018

Algunas curiosidades de ‘Maestros de la Costura’, el nuevo talent show de TVE


A talent show muerto, talent show puesto. Con la mente todavía en Almaia y sin conexión ya al canal 24 horas de OT 2017, llega ‘Maestros de la Costura’, un talent show  sobre costura (que no moda) que poco tiene que ver con la música, pero bastante con la cocina. De la mano de Shine Iberia (misma productora que Masterchef) nace con el mismo objetivo con el que nació hace ya unos años el programa culinario: poner en valor un oficio. Entonces, fue la cocina, ahora la labor de las bordadoras, costureras, patronistas, etc. 

blogs.mujerhoy.com

La mecánica de ‘Maestros de la costura’ es prácticamente la misma que la de Masterchef: tres pruebas, una de ellas en exteriores, y un jurado formado por tres miembros. Donde antes oíamos ‘manos arriba’ , ahora oiremos ‘Todos junto al maniquí’, y los concursantes no se llamarán ‘aspirantes’, como en Masterchef, sino aprendices. 

Que las esferificaciones y el nitrógeno líquido dejen paso, de momento (se está grabando ya una nueva edición de Masterchef) a términos como canesú, colección, ballena o hilván.

Estas son algunas de las claves/curiosidades que tienes que saber antes de que se estrene este programa:

  • ‘Maestros de la costura’ está basado en el espacio británico ‘The great british sewing bee’ (va por su cuarta temporada) aunque en la versión española se incluyen pruebas en exteriores.  También se emite en Francia, Alemania, Noruega, Dinamarca y Suecia. En octubre se estrenó en Portugal.
  • Tres años han hecho falta para que el programa vea la luz. Macarena Rey, productora ejecutiva de 'Maestros de la Costura' y consejera delegada de Shine Iberia, compró la licencia hace tres años. “Todo este tiempo insistiendo ha tenido su premio. Esperamos tantas alegrías como Masterchef”, señaló en la rueda de prensa de presentación del programa. 

Los 12 concursantes de 'Maestros de la costura'
  • Un total de 10.000 personas, el doble de los que lo hicieron en la primera temporada de Masterchef, se presentaron al casting para ser concursante de este talent show, el primero sobre costura en España.
  • Seis meses de preparación (tres de ellos de grabación) y un equipo formado por 100 personas han sido necesarios para ponerlo en marcha.
  • El jurado, que también pasó por un casting, está formado por Lorenzo Caprile, María Escoté y Alejandro Palomo, más conocido como Palomo Spain. Se buscaba un jurado riguroso, que tuviera credibilidad y con sobrada experiencia. Dice Lorenzo Caprile (del que escribí hace un tiempo este post) que se fijará sobre todo en la parte técnica. “Llevo 35 años en el trapo. Las ideas están muy bien, pero me llama la atención la ejecución técnica”, indica.


  • 12 concursantes, todos ellos amateurs, lucharán por convertirse en el mejor modista de España. El ganador recibirá 50.000 euros en metálico y el premio de exponer sus creaciones en una colección cápsula que estará a la venta en El Corte Inglés. Además, el IED Madrid otorgará dos premios: un máster en diseño para el ganador y un concurso de sastrería para el segundo clasificado.
  • Entre los concursantes encontramos todo tipo de perfiles: amas de casa, estudiantes de diseño, bordadores y modelos, entre otros. Uno de los aprendices que luchará por este premio es Eduardo Navarrete, que vistió a Pepa Charro, conocida como Terremoto de Alcorcón en la pasada alfombra roja de los Goya.

  • Veteranía frente a juventud en el jurado. Lorenzo Caprile lleva más años en la moda (35) que toda la vida de Palomo Spain, que con solo 25 años ya ha desfilado en Madrid, París y Nueva York.
  • ¿Qué tienen en común Beyoncé, Anne Igartiburu y Katy Perry? Que las tres han vestido diseños de cada uno de los miembros de este jurado. Lorenzo Caprile, que acaba de recibir la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, suele vestir a la presentadora de TVE para la gala de los Goya. Por su parte, María Escoté  y Palomo Spain tienen entre sus clientes a Miley Cyrus. Escoté también ha vestido a Katy Perry y, por ejemplo, Zendaya -habitual también de esta diseñadora- llevó una de sus camisas en el estreno de ‘The great showman’. Beyoncé eligió un diseño de Palomo Spain para posar con sus gemelos tras dar a luz. Por cierto, dice Palomo Spain que le gustaría vestir a Anne Igartiburu. Quizás su compañero de jurado puede darle alguna pista...
Beyoncé, con el diseño de Palomo Spain


Zendaya, con camisa de María Escoté

  • Para Palomo Spain y María Escoté su participación como jurado en este concurso ha sido una verdadera locura. A ambos les coincidió la grabación del programa con la preparación de sus colecciones para las pasarelas de Madrid y París. 
  • La presentadora Raquel Sánchez Silva nos enamorará, programa tras programa, con sus outfits y que, supongo, serán casi todos made in spain. En la primera prueba del estreno de ‘Maestros de la costura’ lucirá un modelo de David Delfín. Para las otras dos pruebas, Pertegaz y Marcos Luengo, con complementos de Manolo Blahnik y Apodemia. En la rueda de prensa de presentación del programa, la periodista apareció con un diseño de Juan Vidal en verde, con zapatos de Manolo Blahnik.
Imagen del primer programa, con Eugenia Silva de madrina.


  • Si en Masterchef conocimos a los maestros de los fogones españoles, hasta en algunos casos, nos mostraron sus cocinas, en ‘Maestros de la costura’ será igual. Los aprendices (que no aspirantes) recibirán la visita de diseñadores como Custo Dalmau, Agatha Ruiz de la Prada o Ana Locking;  de modelos como Eugenia Silva, Laura Ponte y Judit Mascó; de blogueras y de celebrities como Alaska y Bibiana Fernández. Además, algunas de las pruebas de exteriores tendrán lugar en los talleres de las marcas españolas Intropia, Pronovias y Pedro del Hierro, entre otras.
  • Tanto el jurado como la productora ejecutiva destacan que más allá de moda, veremos la  realidad de un taller  y el valor real que hay detrás de una prenda. “En los talleres hay poca frivolidad. La gente se va a quedar sorprendida de ver que para hacer una camisa hay que dar 80 pasos”, explica María Escoté. 

  • Y por último, el programa tiene una cuenta de Facebook en la que podrás conocer términos y trucos del mundo de la costura. También se ha publicado el libro ‘Maestros de la costura’, con patrones y fotografías del paso a paso para elaborar tus propios diseños.


Y tú, ¿te engancharás a ‘Maestros de la costura’?

lunes, 5 de febrero de 2018

Cuatro grandes momentos de moda que nos ha dejado Operación Triunfo 2017

Durante estos tres meses y medio nos han dejado muchos momentos, han arrasado en audiencias y, semana tras semana, han sido Trending Topic. Los seguidores del programa sabrán, sin duda, de qué hablo si les menciono la palabra sapoconcho o les pregunto por 'La bikina y estoy convencida de que los no seguidores habrán oído comentar, hablar o incluso escuchar 'City of Stars' de Amaia y Alfred o el tema ‘Shake it out’ interpretado por Amaia, un fenómeno viral que ha alcanzado las 3.713.000 visualizaciones en Youtube.



Pero, además de música, risas, anécdotas y lloros, OT 2017 también nos ha dejado cuatro grandes momentos de moda:

1. La visita de Palomo Spain y María Escoté (seguro que os acordáis de ella por el vestido rosa de bailarinas de pole dance que Paula Echevarría llevó en una de sus visitas a El Hormiguero). Palomo Spain y María Escoté son miembros del jurado de ‘Maestros de la Costura’, el nuevo reality que TVE estrenará próximamente, pero, además, los dos diseñadores están muy ligados al mundo de la música porque han vestido a Kate Perry  y Beyoncé, entre otras, y porque, por ejemplo, María Escoté tiene colecciones inspiradas en David Bowie y Cher.  Allí, ante los cinco finalistas (Amaia, Aitana, Alfred, Ana Guerra y Miriam) explicaron la importancia que tiene la ropa como vehículo de comunicación. ‘Con la moda también podemos transmitir un mensaje. Es nuestra forma de expresión. Vistiendo puedo decir muchas cosas”, comentó María Escoté. Por su parte, Palomo Spain les recomendó que, ante todo, sean sinceros con ellos mismos. Ambos diseñadores mostraron a los concursantes sus prendas  más icónicas como un vestido de estrellas de María Escoté que Paulina Rubio lució en uno de sus conciertos.  Si os interesa, podéis ver la charla completa aquí.


2. El traje de Ernesto Artillo que Alfred lució en la semifinal. Lo habíamos visto unos días antes en la alfombra roja de los Premios Feroz gracias a Alba Flores, Bárbara Santa Cruz, Jorge Suquet, Brays Efe, Gemma Galán e Isabel Calderón. Y es justo un ejemplo de lo que les contó María Escoté (aunque la charla fue posterior a la gala) una forma de reivindicación a través de la ropa. Con este traje unisex, el diseñador malagueño quiere igualar a hombres y mujeres sobre la alfombra roja. “Estos trajes buscan la visibilización, multiplicación y heterogeneización de referentes feministas en nuestro país con un objetivo empoderante y didáctico”, señala Artillo.

VOGUE

3. Brisa Fenoy, la compositora que ha adaptado ‘Lo malo’ (la canción de Aitana y Ana Guerra  para Eurovisión) desfiló en la última Mercedes Benz Fashion Week. La cantante puso banda sonora  y abrió  y cerró el desfile de Paloma Álvarez y Juanjo Mánez, directores creativos de la firma Malne. Una colección titulada ‘Nuda Veritas’ que está inspirada en el cuadro del mismo nombre de Klimt.

FÓRMULA TV

VOGUE


4. El vestuario de la gala, dirigido por la estilista Rosa Planas, pero siempre con la aprobación de los concursantes. Como ella misma cuenta en una entrevista en SMODA, ninguno de los 16 concursantes de OT se ha puesto nada con lo que no estuviera cómodo. 



Ante las críticas que le han llovido en redes sociales, señala que su trabajo no es hacer moda, sino ropa adecuada al espectáculo. Los seguidores del canal 24 horas sabrán de lo que habla. Más de un lunes hemos visto, antes de la gala, a Nerea, Amaia, Aitana o Ana Guerra con batas o kimonos, tras pasar por vestuario, para ocultar la ropa que llevarían durante la gala y, de esta forma, no desvelar lo que también forma parte del show.

Entre las firmas que han pisado el escenario de OT está Dolores Promesas (en dos ocasiones Amaia ha vestido de esta firma), Guess y The Extreme Collection (Miriam y Ana Guerra han llevado las emblemáticas chaquetas de inspiración militar de esta firma de las que me declaro fan absoluta). 


WOMAN. El vestido es de Dolores Promesas


EFE ESTILO. La falda es de Dolores Promesas


La chaqueta de Miriam es The Extreme Colletion

Señala Rosa Planas que también se ha hecho algún traje a medida como el de Alfred cuando interpretó ‘Sign of the times’ y se han utilizado prendas de Inditex, como el mono rosa de Massimo Dutti  que llevó Amaia en la gala de Navidad o el vestido verde de Zara que lució Nerea en una de las galas, eso sí, puntualiza, son comprados, no cedidos. 

Este traje de Alfred está hecho a medida


Para todos aquellos que queráis saber la marca de algún look concreto, incluso de las prendas que los concursantes han llevado durante su día a día en la academia, podéis seguir en Instagram la cuenta ot.looks. Eso sí, os adelanto que ya no podréis comprar el minivestido dorado y blanco que Amaia lució en su actuación ‘Shake it out’. Era de la marca escocesa Quiz y desde esa misma noche está agotado en su tienda online!




domingo, 4 de febrero de 2018

10 tendencias que nos deja la alfombra roja de los Goya 2018



 La noche del cine es también la noche de la moda. Por eso cada año no puedo evitar acordarme de Lorenzo Caprile (que, por cierto, creo que en esta edición solo ha vestido a Anne Igartiburu, siempre fiel a este diseñador) y de lo que el llama ‘caramelo envenenado’. Porque sí, la alfombra roja puede ser un éxito, pero también un absoluto fracaso. Y no nos olvidemos que generalmente la prenda en cuestión va acompañada de complementos, maquillaje, peinado y, sobre todo, de un componente muy, muy subjetivo. Por eso, este post no va de mejor ni peor vestidas, sino de tendencias, concretamente de las diez que vimos ayer:

1. Apuesta por la moda española. Piluka de Echegaray, la estilista de la Academia de cine para esta edición, comentó días antes de los Goya que su prioridad era que se luciera moda española. Y, aunque faltó mi adorado DelPozo, lo cierto es que tanto Teresa Helbig como Pedro del Hierro fueron los dos diseñadores españoles que más modelos lucieron. No recuerdo haber visto ningún otro año a Pedro del Hierro, así que igual ha tenido algo que ver su vuelta también a la pasarela. Los vestidos de Úrsula Corberó (ella misma comentó que su diseño con bordados en forma de hashtag había quedado más cañero de lo que esperaba porque al principio lo veía estilo años 20) Marta Nieto, Macarena Gómez y Carla Simón eran de Teresa Helbig, mientras que los de Belén Cuesta, Juana Acosta, Juan Antonio Bayona y Unax Ugalde los firmaba Pedro del Hierro. 

Belén Cuesta. No me gustó, pero me hubiera encantado que se llevara el Goya por 'La llamada'


Úrsula Corberó, de Teresa Helbig


Como siempre, me encantó Juana Acosta, clásica, pero para mí impecable. Esta chica da igual lo que se ponga, siempre va perfecta. Como anécdota, el Teresa Helbig de Marta Nieto (no me convenció, tampoco el Pedro del Hierro de Belén Cuesta) lo eligió justo en el desfile de la diseñadora en la Mercedes Fashion Week recientemente celebrada. Macarena Gómez me sorprendió en esta ocasión. Aunque no es mi estilo, el vestido defendía muy bien el suyo, sin las exageraciones a las que nos tienen acostumbrados.

Marta Nieto

Juana Acosta

Macarena Gómez



2. Adiós al clásico esmoquin. Hace unos años, solo Eduardo Casanova arriesgaba en la alfombra roja, sin embargo, ayer más hombres se desmarcaron del clásico esmoquin negro. Con mayor o menor acierto, pudimos ver a Leiva con un modelo, tal y como él contó en sus redes sociales, de La Condesa Conde; a los Javis (Javier Calvo y Javier Ambrossi), de Gucci (para mi gusto, demasiado, pero se adapta perfectamente a lo que ellos transmiten); a Eduardo Casanova, de Palomo Spain (es el hombre del momento tras su éxito en la Mercedes Fashion Week y su próximo papel como jurado en 'Maestros de la Costura', el reality de moda que estrenará próximamente TVE); a Brays Efe, de Outsiders Division (firma finalista de la próxima edición de los premios Who’s the next que entrega cada año Vogue. Hay un documental en Movistar Plus de la edición pasada que merece mucho la pena verlo) y a Paco León, con chaqueta negra y pantalón teja. También se habló mucho de la langosta bordada y los zapatos de Aldo Comas (Avellaneda).










3. Con el negro (casi) SIEMPRE se acierta. Fue el color de la noche. Bien porque es una apuesta segura o bien porque nuestras actrices quisieron sumarse al movimiento #Metoo, lo cierto es que vimos muchos modelos de este color: Elena Furiase (Benjamín Friman Couture), Macarena Gómez (Teresa Helbig), Nieves Álvarez (Dolce & Gabanna), Dafne Fernández (Pronovias), Isabel Coixet (María LaFuente), Anna Castillo (Villalba Atelier), Elena Ballesteros, Nuria Gago (Isabel Sanchis), Ana Álvarez, Cayetana Guillén Cuervo (Santos Costura), Cristina Castaño (Vicky Martín Berrocal), Goya Toledo (Carolina Herrera), Marisa Paredes (Sybilla), Aura Garrido, Adelfa Calvo, Nathalie Poza  (Ana Locking), Sara Sálamo (Georges Chakra) y Bibiana Fernández (yolanCris) entre otras.




4. Los complementos y bordados en plata han llegado para quedarse. Los vimos sobre negro en los vestidos de Dafne Fernández, Anna Castillo y Nieves Álvarez (comentó que la diadema se la había dejado su hija. Es elegantísima, pero a mí nunca me convence. Para mi gusto, siempre excesiva); en blanco, en el modelo de Penélope Cruz (no soy objetiva con ella y pocas veces me sorprende. Su modelo de Versace sirvió para acallar rumores sobre su mala relación con su amiga Donatella Versace tras la serie 'American crime story'), y sobre azul, en el vestido de Maribel Verdú (Dior).
















5. El estilo efortless llega a la pasarela. Y fue con ella, Leticia Dolera, una de las actrices y directoras más reinvidicativas. “Creo que el hecho de que estemos nosotras con taconazos y vestido largo es dar un relato muy Disney. Quiero mostrar a las niñas que me vean hoy que pueden ir elegantes con traje y zapato plano”. dijo en Twitter. Para ello eligió un esmoquin azul de terciopelo y unas bailarinas con purpurina y perlas. Es una de mis favoritas, pero en esta ocasión no me gustó y no porque no llevara vestidazo o tacones, sino porque creo que justo, con ese traje, no estaba favorecida. 





6. El fucsia y el rojo pisan fuerte. Después del negro fueron, junto con el blanco, los colores que más se repitieron. Se decantaron por el rosa fucsia Belén Rueda (no me convenció ) y Adriana Paz; por el rojo, Irene Escolar, Hiba Abouk (Azzedine Alaïa), Leonor Waiting (Stella Mc Cartney)  y Andrea Duro. Las dos primeras se han colado en las listas de mejor vestidas de algunas publicaciones españolas de moda. Por el blanco apostaron Penélope Cruz (Versace), Anne Igartiburu (Lorenzo Caprile), Aida Folch y Marian Hernández (Alicia Rueda Atelier. Me recordó al de Leticia Dolera del año pasado de la misma diseñadora).











7. Menos es más, como el vestido rojo de Leonor Waitling, que lueg cambió por uno negro para entregar y cantar el Goya a la Mejor Canción Original, y el negro de Cayetana Guillén Cuervo







8. Las superposiciones y los bordados siguen estando de moda, como las del vestido de Verónica Sánchez o las flores del modelo de Sandra Escacena. Ambos los firma Dolores Promesas y, aunque es una de mis firmas preferidas, en este caso no me convenció. Macarena García, con su modelo de Desquared2 B, en color nude con flores bordadas no me maravilló, pero creo que es un estilo que le va perfecto. En cuanto a las superposiciones, imposible no hacer referencia a las  mariposas del vestido de Isabel Coixet y a la golondrina del clutch de Verónica Sánchez. 









9. Las espaldas al aire y los escotes asimétricos, los grandes triunfadores de la noche. En el primer  caso está  Cayetana Guillén Cuervo con su Santos Costura; Bruna Cusí (Mejor Actriz Revelación) con un diseño en verde oliva, Hiba Abouk e Irene Escolar, entre otras.  En el segundo caso, Macarena Gómez, Elena Furiase y  Elena Ballesteros, con un diseño muy similar al de la periodista Elena Sánchez.

Elena Furiase


Elena Ballesteros

Elena Sánchez

Bruna Cusí

Irene Escolar



10. Los vestidos joyas (Marta Etura, de Elisabetta Franchi, o Marta Torné), las transparencias (Cristina Brondo, de José María Peiró) y los naked dress, como el de Mónica Cruz que lo firmaba Rubén Hernández Costura, son viejos conocidos de la alfombra roja. No me gustó ninguno. Demasiado vistos.








En general, vimos una alfombra roja discreta, sobria y elegante. Una alfombra roja, fiel al estilo de cada uno (que nos puede gustar más o menos) y, sobre todo, una alfombra roja en las que las más jóvenes no se echaron años encima con modelos y peinados imposibles. Como siempre, hubo modelos que no entendí, como el de Dulceida (tampoco sé qué hacía en la gala), que eso sí, era de firma española. Y sí, yo sí quiero que les pregunten a las actrices de quién van vestidas , pero también a los actores porque no nos olvidemos, es la noche del cine, pero también de la moda.



¿Qué actores y actrices encabezan tu lista de favoritos?

Por cierto, al final, el Goya al Mejor Diseño de Vestuario ha sido para 'Handia'. Aquí puedes leer algunas curiosidades del vestuario de esta película.